La Doma. El trabajo de 7 generaciones.

Empresa fundada en 1985 por los hermanos Joan y Ramon Colomer, herederos de una larga tradición familiar de curtidores que proviene de mediados del siglo XVIII. Actualmente, La Doma se ha situado a la vanguardia de la producción de piel ovina a nivel mundial, especialmente en el acabado de doble faz.

Nuestra vocación exportadora (más de un 80% de nuestra producción) nos permite dar servicio a empresas confeccionistas de todo el mundo: Italia, Turquía, China, Rusia, Francia, Polonia, Ucrania, Reino Unido, Alemania, Corea, Canadá, Japón...

El origen de nuestras pieles, localizado la mayoría de los casos en la Península Ibérica, es la base de la alta calidad que conseguimos. Una calidad en la que son también determinantes el proceso de fabricación y la constante innovación.

A través de un departamento especializado, La Doma está en constante búsqueda de nuevos procesos de curtición, tintura y mecanización para ofrecer a nuestros clientes un servicio más rápido y, a la vez, de mayor calidad.

La Doma, SA es miembro de los siguientes organismos: